¿QUE PASARÁ CUANDO EN BERAZATEGUI YA NO GOBIERNE JUAN JOSÉ MUSSI?

¿QUE PASARÁ CUANDO EN BERAZATEGUI YA NO GOBIERNE JUAN JOSÉ MUSSI?

Es cierto que el distrito de Berazategui ha crecido en forma exponencial desde la llegada del inicio de la última etapa democrática iniciada en 1983. Cuatro años de la gestión Arturo Ramón (peronista ortodoxo) con un gobierno provincial radical y un presidente del signo opositor fueron muy pocos los logros para este distrito de casa bajas, litoraleño del río de La Plata y con una amplia extensión rural.

Regresaba al país la democracia con una desocupación de 3,9% anual.

Pasaron 37 años, la inflación es del 60% anual y la desocupación alrededor del 50%.

De esos 37 años, 33 gobernó en Berazategui, Juan José Mussi. Supo mantenerse en base a una modernización constante del distrito. Primero luchó con el hambre y las ollas populares, luego con las calles de tierra y poco a poco fue pavimentando los barrios alejados, imprimirle modernidad a un distrito que era sólo “la cloaca del Gran Buenos Aires”. Eso fue modificando las cosas. La llegada de Menem al poder le permitió que una autopista cruzara Berazategui y le construyera un hospital. Fue ministro de Eduardo Duhalde y le permitió obtener visibilidad provincial y nacional. Pero nunca estuvo ausente de su pueblo. Si, se equivocó como cualquier humano. Eligió reemplazos que no le fueron lo suficientemente fieles a la hora de gobernar. Igual, pudo lograr destituirlos. Pasó por el gobierno nacional como vice ministro, ocupó espacios nacionales en que no se sintió cómodo y hasta podría decirse que se “sintió” usado…políticamente.

Retornó por “el bronce” después del desgobierno de su hijo. Pero, nunca se puede contra el reloj.

Hace unas horas brindo un detallado balance de gestión.

Habló de las obras generadas en general por fondos provenientes de Nación y Provincia. Muchos millones de pesos y cientos de obras que harán de Berazategui un distrito progresista. Su gestión ha sido exitosa.

Pero, era fácil oler el deseo. Ese apetito imposible de esconder de quienes hemos transitado muchas gestiones y conocido a muchos ambiciosos. Había muchos que se estaban anotando para sucederlo. Tejen conjeturas en la oscuridad, trenzan y transan. No se animan a visibilizarse, simplemente por temor. Pero están ahí.

Saben que mientras Mussi gobierne, les será imposible arrebatarle el poder.

Pero, aunque parezcan corderos, son feroces lobos hambrientos a los que sólo les importa la ambición. No se atreven, pero están al acecho. Se los huele. Podía observarlos desde abajo. Algunos lo rodeaban, otros abajo especulaban. Como diría John Fitzgerald Kennedy “En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él”.

Mussi lo presidente. Sabe que muchos se le acercan para sucederlo en base a palmadas en el hombro. También está al corriente de que el tiempo es finito.

No hay sucesor, ni tampoco tiene interés en nombrar a nadie.

No está mal, su conductor se sacó de encima el mismo problema con una frase histórica “Mi único heredero es el pueblo”. Y muchos se sintieron “el general”.

Los entretiene. mientras sigue sumando logros para su terruño. Él también los huele.

¿Qué pasará cuando Juan José ya no gobierne Berazategui?

JL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.