V – ¡MOLTISSIMO PIU AVANTI ANCORA!

V – ¡MOLTISSIMO PIU AVANTI ANCORA!

Si en vez de las estúpidas panteras

y los férreos estúpidos leones,

encerrasen dos flacos mocetones

en esa frágil cárcel de las fieras,

no habrían de yacer noches enteras

en el blando pajar de sus colchones,

sin esperanzas ya, sin reacciones

lo mismo que dos plácidos horteras;

Cual Napoleones pensativos, graves,

no como el tigre sanguinario y maula,

escrutarían palmo a palmo su aula,

buscando las rendijas, no las llaves…

¡Seas el que tú seas, ya lo sabes:

a escrutar las rendijas de tu jaula!

Pedro Bonifacio Palacios (Almafuerte)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.