LOS NEGRITOS COLONIALES

LOS NEGRITOS COLONIALES

Los negritos que vimos ayer

a la antigua ciudad colonial

hemos vuelto trayendo otra vez,

del pasado, un recuerdo leal.

Como entonces, también servicial

la visita que hacemos será

cada uno en su puesto puntual.

su deber con placer cumplirá.

El moreno criado yo fui

que a la amita su mate sirvió

y a la puerta acudió a recibir

la visita que atenta llegó.

Y en los días de misa mayor

yo la alfombra y el libro llevé

a mi amita que frente al Señor

en la iglesia rezaba con fe.

! ¡Aceitunas!!  qué ricas están!

De Mendoza llegaron recién…

! Si las prueban por ellas darán

un real, diez reales también.

Soy el negro aquel fiel servidor,

que a los amos de noche alumbró

el camino a la luz del farol

y en las calles su paso guió.

Del candombe a su alegre canción

en los barrios nos vió la ciudad

infaltables en toda reunión

de San Telmo, Pilar y Monserrat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.