LA LEYENDA DE LA DAMA SERPIENTE BLANCA

LA LEYENDA DE LA DAMA SERPIENTE BLANCA

El amor prohibido es otra de las temáticas que puede verse en muchas leyendas chinas, siendo una de las más conocidas la de la Serpiente Blanca. Además, también nos habla de no generalizar nuestras creencias, a partir de la visión de una serpiente benévola y amorosa.

Dice la leyenda que en el monte Emei vivían dos grandes serpientes, una blanca y una verde, las cuales contaban con poderes mágicos. Con ellos se transformaron en mujer y exploraron la región. Un día Serpiente Blanca, tomando el nombre de Bai Suzhen, encontró a un joven llamado Xu Xien en el camino. El contacto entre ambos dio lugar a un profundo amor, casándose ambos en poco tiempo y abriendo una botica entre ambos.

Pero un día, un sacerdote llamado Fa Hai le indicó a Xu Xien que su esposa era un demonio serpiente. Inicialmente no le creyó, pero durante unas celebraciones la mujer accedió a beber vino para no disgustar a su marido. Ello le hizo perder el control, algo que provocó que corriera a su habitación y allí se tranformara. Cuando Xu Xien entró y la vió como Serpiente Blanca, murió de terror. Ello hizo que la gran Serpiente empezará la búsqueda de hierbas mágicas capaces de devolverle a la vida, unas hierbas que el dios de la longevidad le concedió al compadecerse de su situación.

Vuelto a la vida, Xu Xien inicialmente pensó que había vivido una alucinación, pero acabo por acudir al templo de Fa Hai y hacerse sacerdote. Bai Suzhen acudió con su hermana a buscar a su marido, algo que tras negarse Fa Hai desencadenó un combate mágico en el que las damas hicieron que las aguas anegasen el templo a la par que el monje generaba tierra que impedía que ello sucediera. Estando la Serpiente Blanca embarazada y sus fuerzas menguadas, las Damas Blanca y Verde se retiraron.

Pero llegó el tiempo en que Bai Suzhen dió a luz y Xu Xian decidió visitarla y conocer a su hijo. Allí la mujer le confesó a su marido la verdad. Aprovechando el momento Fa Hai lanzó un hechizo que hizo que la Dama Blanca quedase atrapada en un recipiente de oro, arguyendo que su unión con un mortal estaba prohibida.

Sin embargo, con el paso del tiempo la hermana de la Dama Blanca, la Dama Verde (su forma humana llamada Xiao Qing) consiguió un mayor poder y logró liberar a su hermana y que el sacerdote fuera devorado por un cangrejo. Con ello la pareja pudo volver a reunirse, esta vez aceptándose y amándose tal cual eran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.