Policiales

Policiales

EL SOBRINO LE PROPINÓ UNA PALIZA A LA TÍA

Si bien la causa es por “lesiones leves”, se la imputaron a Lautaro A.. Sucedió el 9 de junio cuando Mayra Alicia Soledad A. quien presentaba heridas en sus brazos, explicó a la policía, que hacía unos minutos había discutido con su sobrino, Lautaro Ezequiel Augusto, quien le habría propinado golpes de puño, dejándole morada la cara. En el lugar se encontraba el joven indicado por la tís, quien presentaba heridas en el rostro. Se llamó a una ambulancia quien traslada la señora al hospital, mientras que el sobrino es llevado a seccional policial a los fines legales. Mantenida comunicación con la fiscalía de intervención dispuso “lesiones leves” notificando de la formación de la causa para el joven.

INTENTARON ROBAR UNA CABINA TELEFONICA

El9 de junio, Solange llamó al 911 por lo que el móvil operativo del comando de patrullas de Berazategui se acerca a las calles 126 y 20. Hablan con la denunciante quien, además aporta una filmación del hecho. Comenta que tres hombres habían destruido e intentando sustraer una cabina de teléfono. Les aporta a los agentes demás datos filiatorios, es así que comienza una búsqueda por parte de varios móviles, quienes en la calle 24 y 124 a los pocos metros se logra la aprehensión de dos de los ladrones identificados como Iván Jesús L. de 27 años y Esteban L. (hermanos) de 25 años. Se procedió al secuestro de un metro de cable aproximadamente. La UFI Y J NRO 2 dispuso que los detenidos comparezcan en el día 10de junio al sumario, caratulado como “Robo”

LADRÓN DETENIDO Y RECUPERAN LO ROBADO

El sábado 11 de junio un llamado al 911 informa que había ingresado en una casa en 142 entre 3 y 4 de Berazategui. Los agentes de la patrulla al llegar entrevistan a un testigo quien manifiesta “que un rato antes de que llegaran, habían sustraído de esa vivienda un trompo mezclador y una grifería tras romper una ventana”.

Con los datos aportados los investigadores logran dar con el malviviente en la calle 141 y 1 fue identificado como Rubén Alberto L. quien tenía en su poder una grifería con detalles marrones. Se le consulta a la víctima quien constata los faltantes y los reconoce como de su propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.