UN GIGANTESCO LAGO LOCALIZADO EN LA ANTÁRTIDA AYUDARÁ A DESCUBRIR LOS SECRETOS DEL HIELO

UN GIGANTESCO LAGO LOCALIZADO EN LA ANTÁRTIDA AYUDARÁ A DESCUBRIR LOS SECRETOS DEL HIELO

El lago subglaciar Snow Eagle está cubierto por 3000 m de hielo y sus sedimentos acumulan la historia del continente

La evolución del hielo de la Antártida sigue siendo una de las cuestiones a resolver en la historia climática de nuestro planeta.

Bajo las gruesas capas de agua helada que cubren este continente austral se esconden numerosos lagos subglaciales, que mantienen desde hace miles de años agua en forma líquida debido a las grandes presiones y al calor geotérmico.

El más conocido de los lagos subglaciales de la Antártida es el Vostok, que se encuentra cubierto por una capa de 3.748 metros de hielo y tiene extensión de 15.000 km2 ´

El estudio de los lagos subglaciales parece ser una de las claves para entender la historia del hielo en la Antártida, y el descubrimiento de una nueva de estas grandes masas de agua puede aportar datos esclarecedores, según indica un equipo liderado por científicos de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos) en un estudio cuyos resultados han sido publicados (9 de mayo de 2022) en la revista Geology.

El lago subglacial nuevo para la ciencia ha recibido el nombre de Snow Eagle, se encuentra en el sector de Tierra de la Princesa Isabel (autoreivindicado como Territorio Antártico Australiano), en la inlandsis (casquete glaciar) de la Antártida Oriental, la capa de hielo de mayor tamaño de nuestro planeta.

Por lo que se ha podido saber hasta ahora gracias a datos captados por sofisticados sistemas aerogeofísicos, el Snow Eagle está cubierto por una capa de poco más de 3.000 metros de hielo, tiene una superficie o lámina de agua de 370 km2  y un volumen de agua líquida de 21 km3 .

Historia de un continente (ahora helado)

El hallazgo del nuevo lago subglacial ha sido resultado de un estudio general sobre la parte inferior (la que toca con la superficie rocosa) en la Antártida Oriental, que como se ha indicado está ocupada por la capa de hielo de mayor tamaño y grosor del planeta.

El estudio de este y otros lagos subglaciales, incluidos los sedimentos que se encuentran en su lecho, pueden acercar a la ciencia al conocimiento de “la historia de la capa de hielo desde sus inicios más remotos”, según apunta la Universidad de Texas en una nota divulgativa del descubrimiento de sus científicos.

Entre las cuestiones a resolver se encuentran y destacan cómo era la Antártida antes de congelarse, cómo el cambio climático la ha afectado a lo largo de su historia y cómo podría comportarse la capa de hielo a medida que el planeta se calienta (actual cambio climático).

Es probable que este lago tenga un registro de toda la historia de la capa de hielo de la Antártida Oriental, su inicio hace más de 34 millones de años, así como su crecimiento y evolución a lo largo de los ciclos glaciales desde entonces”, ha indicado el experto polar Don Blankenship, uno de los autores del artículo publicado en Geology. “Nuestras observaciones también sugieren que la capa de hielo [en esta zona] cambió significativamente hace unos 10.000 años, aunque no tenemos idea de por qué”, apunta este investigador sénior del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas en Austin.

Debido a que se encuentra relativamente cerca de la costa, los investigadores creen que el lago Snow Eagle podría contener información sobre cómo comenzó la capa de hielo de la Antártida Oriental y el papel que jugó la Corriente Circumpolar Antártica, un anillo de agua fría que rodea el continente y que los científicos creen que es responsable. por mantenerlo fresco.

El primer indicio de la existencia del lago y su cañón anfitrión surgió cuando los científicos detectaron una depresión suave en las imágenes de satélite de la capa de hielo.

Para confirmar que estaba allí, los investigadores pasaron tres años realizando estudios sistemáticos sobre el sitio con radares que penetran en el hielo y sensores que miden cambios minuciosos en la gravedad y el campo magnético de la Tierra.

“Literalmente salté cuando vi por primera vez ese brillante reflejo de radar”, dijo el autor principal del artículo, Shuai Yan, un estudiante graduado de la Escuela de Geociencias Jackson de UT Austin que fue planificador de vuelo para la investigación de campo que investigó el lago.

Lo que Yan vio fue el agua del lago que, a diferencia del hielo, refleja el radar como un espejo.

Junto con los estudios magnéticos y de gravedad, que iluminaron la geología subyacente de la región y la profundidad del agua y los sedimentos, Yan construyó una imagen detallada de una topografía montañosa irregular con el lago Snow Eagle ubicado en la base de un cañón.

Los investigadores preparan ahora un proyecto para obtener una muestra de los sedimentos del lago mediante perforación del hielo, una tarea realmente compleja.

Es una de las muchas características descubiertas por ICECAP-2, una colaboración internacional para cartografiar las últimas regiones desconocidas de la Antártida Oriental por parte de equipos de investigación polar de Estados Unidos, Reino Unido, China, Australia, Brasil e India.

El equipo autor de este artículo en Geology incluyó a científicos de UTIG, el Instituto Scripps de Oceanografía, el Imperial College de Londres, la División Antártica Australiana y el Instituto de Investigación Polar de China.

La investigación fue apoyada por la Fundación G. Unger Vetlesen y financiada por los gobiernos e instituciones de los países involucrados.

(Fuente. Fundación Marambio)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.