DÍA MUNDIAL DEL FÚTBOL FEMENINO: “CELEBREMOS LO CONQUISTADO Y A SEGUIR POR LO QUE FALTA”            

DÍA MUNDIAL DEL FÚTBOL FEMENINO: “CELEBREMOS LO CONQUISTADO Y A SEGUIR POR LO QUE FALTA”            

                                       Por Yamila Castillo Martínez

Desde el 2015 se celebra el 23 de mayo el Día Internacional del Fútbol Femenino, luego de una iniciativa de la Confederación del Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol, mejor conocida como ConCaCaf, con el objetivo de fomentar la igualdad de género en el deporte.

Cada 23 de mayo se conmemora el Día Internacional del Fútbol Femenino, una iniciativa de la Confederación del Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) con el objetivo de impulsar la igualdad de género en el deporte. Según el organismo, se buscaba “generar conciencia sobre el poder transformador del fútbol para las niñas y mujeres, promover y fomentar la inversión continua y unir a todas las Asociaciones miembro en la creación de un día memorable del balompié femenino”.

La idea, presentada en Filadelfia en 2014 durante el seminario “Desarrollemos el fútbol femenino”, fue destacada por FIFA e instaurada en varias partes del mundo y se celebró por primera vez en 2015. Se realizaron festivales, torneos, actos y celebraciones, todas acciones con el mismo fin: promocionar el fútbol como parte esencial de desarrollo y de vida saludable.

Hoy, a siete años, el crecimiento de la disciplina no se detiene, y es un momento histórico donde se han logrado pequeñas y grandes conquistas. Sin embargo, aún falta -y mucho- para lograr la plena equidad de género también en el deporte.

En la Argentina, hace tres años, la Asociación del Fútbol Argentino anunció de manera oficial la “profesionalización del fútbol femenino”. Los salarios y el convenio colectivo contemplaban al menos, ocho jugadoras de Primera División con contrato y sueldos equivalentes a los de un futbolista de Primera C.

Desde 2021, los clubes deben contar como mínimo con 12 contratos profesionales pero el sueldo básico de cada jugadora sigue siendo equivalente a lo que percibe un jugador de la Primera C. Asimismo, desde este año la AFA exige que todos los planteles de Primera cuenten con una Reserva con jugadoras menores de 19 años y un equipo de división juvenil Sub 16. El hecho a destacar es que los partidos de la Liga Femenina de Fútbol se transmiten en forma libre y gratuita por la TV Pública y DeporTV.

Actualmente, de los 21 equipos que participan del Torneo de Primera, sólo cinco tienen más de 20 futbolistas con contrato profesional: Boca, River, San Lorenzo, Racing y Gimnasia La Plata, es decir que el 55% de las futbolistas son profesionales. Y un dato no menor es que la gran mayoría de estas jugadoras tienen otro trabajo para poder subsistir.

Este semi profesionalismo también se refleja en la selección argentina, que, pese al logro de participar en un Mundial tras 12 años, Francia 2019, con récords de audiencia y difusión en televisión y redes sociales, es hoy Nº 34 en el ranking de FIFA lejos de la mejor posición sudamericana que es Brasil, ubicada en el noveno lugar.

La lucha femenina se potenció y se unió en una sola voz: la igualdad de derechos, de género y de oportunidades tanto adentro como afuera de la cancha. Todo lo conseguido hasta el momento es gracias al trabajo de miles de mujeres que defienden el derecho de jugar a la pelota y que no cesa. Celebremos lo logrado y a seguir por lo que falta.

* Yamila Castillo Martínez es comunicadora social,

fundadora de Género, Deporte y Comunicación

un medio con perspectiva de género y autogestivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.