YO NO QUISE SALVARME SINO DEL EGOISMO

YO NO QUISE SALVARME SINO DEL EGOISMO

Quise hacer con mis venas una comunidad

de vida y esperanzas; quise amarte; luché

para enterrar el odio y odié como un soldado

de la paz que no nace con su libertad única.

Comprobé los engaños fatales donde están

sometidos millones de hermanos, milenarias

tristezas, donde muerden los dientes dominantes.

Comprobé la dulzura cuando fuiste mujer

de mis combates, cuando vi más allá

mirándote, menuda, compañera infinita

y descubrí la madre del hombre nuevo, andando.

Yo no quise salvarme sino de la traición,

de la cobarde fuga, de la filosofía

de los desentendidos, cómplices del sepulcro;

entonces, sus gatillos, sin querer, me salvaron.

(Daniel Favero, poeta desaparecido)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.