LA DAMA TAPADA

Se cree que esta leyenda proviene del año 1700. La historia relata la aparición del fantasma de una mujer en horas de la medianoche recorriendo las calles de la ciudad, luciendo un vestido negro elegante de la era colonial con el rostro tapado por un velo.

Su figura y el aroma de perfumes era muy atractivo para los hombres que la veían, que en su mayoría eran borrachos o típicos “don Juanes”, seductores y mujeriegos.

Los hombres intentaban caminar hacia la dama, pero ella comenzaba a caminar sin dejarles acercarse lo suficiente. De esta manera la perseguían por callejones oscuros hasta el cementerio, en donde ella se detenía y se daba vuelta para ver a su víctima. Es entonces cuando el velo revelaba un horrendo rostro de cadáver con los ojos encendidos en llamas y mucho hedor a putrefacción.

Se cree que muy pocos sobreviven a este encuentro. La historia no define por qué mueren las víctimas de la dama tapada: si es por el susto, la pestilencia o algún otro factor como la hipnosis.

En versiones más contemporáneas, las víctimas caen por un abismo o son atropelladas por vehículos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *