ASI ES COMO COMER DE FORMA CAPRICHOSA LLEVA A LA PÉRDIDA DE VISIÓN

Escribe: Dra. Marcela Alejandra Martínez (CLUB DE LEONES INTERNACIONAL)

Esta es la historia de un muchacho de 17 años, en el mundo desarrollado, que quedó legalmente ciego debido a una mala dieta.

En el mundo desarrollado es fácil el acceso a alimentos nutritivos y fortificados con vitaminas, pero las deficiencias en la dieta pueden darse en pacientes médicamente desnutridos (por ejemplo, los alcohólicos crónicos), los que son estrictamente vegetarianos o personas que tengan trastornos alimentarios (por ejemplo, anorexia), o los que han tenido

cirugía gastrointestinal.

Los padres del adolescente lo llevaron inicialmente al médico porque se quejaba permanentemente de cansancio, pero los exámenes mostraron que tenía un peso normal y ningún signo visible de desnutrición. Se le prescribieron inyecciones de vitamina B12 porque los exámenes sanguíneos mostraron que tenía anemia.

En el curso de un año, sufrió una pérdida auditiva y una limitación visual.

Desafortunadamente, perdió la vista antes de que se hubiera podido descubrir la causa real de sus quejas. Tenía inanición de la retina por años de comer únicamente papas fritas, pan blanco y cerdo procesado. Los médicos llegaron a la onclusión de que su “caprichosa dieta” fue la causa de la deficiencia de vitamina B12, los bajos niveles de vitamina D, cobre y selenio, los altos niveles de zinc, la reducción de la densidad ósea y una severa neuropatía óptica, que le robó la visión. Este caso demuestra que uno puede quedar ciego, no sólo por lo que come, sino también por lo que no consume.

Hace mucho tiempo que los médicos saben que una buena nutrición beneficia todo el organismo, incluyendo los ojos: asegúrese de incluir las siguientes cinco cosas en su dieta, para promover una visión sana:

 Vegetales de hoja verde. La col, la espinaca, la lechuga, las hojas de los nabos, el brócoli y las alverjas contienen cantidades significativas de luteína y zeaxantina.

 Frutas cítricas. Las naranjas, mandarinas, toronjas y limones tienen alto contenido de vitamina C, un antioxidante crítico para la salud ocular. Otros alimentos también contienen vitamina C, incluyendo los duraznos, el pimentón rojo, los tomates y las fresas;

 Los granos. Todo tipo de granos, ya que contienen zinc y rastros de minerales esenciales que se encuentran en altas concentraciones en los ojos. Otros alimentos altos en zinc incluyen las ostras, la carne roja magra, el pollo y los cereales fortificados.

Pescado de agua dulce fría. La investigación muestra que las dietas ricas en ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades oculares. Estos pescados incluyen salmón, atún, sardinas e hipogloso;

 Los vegetales y frutas color naranja. Las zanahorias tienen alto contenido de betacaroteno, un nutriente que ayuda a la visión nocturna, así como otras frutas y vegetales color naranja como las batatas, los  albaricoques y el melón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *